VERDADES INCÓMODAS que toda chica debe de escuchar.

Cuando somos más jóvenes hay días en que nos sentimos tan solas. Yo por ejemplo, hay veces que como me hubiese gustado tener a alguien así como la “yo actual” que me diera consejos de aquel entonces, que me haya animado a mi misma, que me dijera la verdad de las cosas.

Por eso en éste artículo escribiré (como un intento de “máquina del tiempo”) varias cosas que me hubiese gustado mucho que me dijeran antes de crecer y aprenderlas a la mala:

Está bien ser una maldita de vez en cuando

Hay chicas que pensamos que no podemos decir lo que pensamos porque eso sería “malvado”. Yo me diría a mí misma que tengo permiso para decir lo que quiera. Como cuando una chica te está molestando mucho o como cuando un chico no entiende la palabra “no” e intenta sobrepasarse contigo. Ser perra me hubiese gustado mucho, que todo el mundo recibiera lo que merecía en su momento.

Si estás incómoda… pues aléjate

Seguramente más de una vez te encontraste en una situación incómoda, pero lo que debes recordar siempre es que si estás incomoda ¡VETE! ¿Una mala relación desde hace un año? Déjalo ¿Unos amigas que no te agradan? Renuncia ¿Una cita con un chico grosero? Aléjate. Jamás te quedes en algún lugar que no te agrade, deja de preocuparte por el qué dirán.

3. rompimiento

Romper no va a ser tan devastador como tú piensas

En una relación que falla mucho, quizá muchas de nosotras nos detenemos a pensar que jamás vamos a poder amar a nadie más de nuevo. Si pudiese regresar el tiempo, yo me prometería a mí misma que voy a encontrar el amor de nuevo y será aún mejor que ese idiota, no seguiría perdiendo el tiempo (que todas gastamos) en un chico que no vale la pena.

Eres más hermosa de lo que crees

Cuando somos más jóvenes, a veces pensamos que no somos hermosas, por ese granito en la nariz, esos kilitos de más, esos ojos saltones. Si ustedes alguna vez llegan a ver sus fotos de cuando tenían 13 o 15 años, se dirán a sí mismas “Wow ¿cómo no me di cuenta de lo hermosa que era?” porque todas las chicas somos hermosas a nuestra manera, pero cuesta tiempo aceptarlo.

5. los malos ratos no son para siempre