Una mujer deja su trabajo para poder amamantar a su novio cada dos horas

Jennifer Mulford y Brad Leeson forman una extraña pareja. Ella, de 36 años, ha dejado su trabajo como camarera para poder dar de mamar a su novio.

Todo esto ocurre porque Jennifer sentía un extraño placer con la estimulación de sus p3z0-nes hasta en el hecho de amamantar. Al parecer, hay quienes se ex-c1tan con esta práctica.