Una cajera la humilló frente a todo el supermercado. Esta fue su respuesta

0
34

bbdb9ea6990123b959c7fd86df996506-611x800La joven enfermera Mary Walls Penney, de West Virginia, cuida de pacientes con Alzheimer y demencia. Hace poco estaba en la cola del supermercado un día tras acabar su jornada. Cuando le llegó el turno de pagar, la cajera le vio la acreditación con su nombre y el logo de la clínica donde trabajaba Mary. Entonces le preguntó cuál era su puesto allí. «Soy enfermera» contestó Mary. La cajera no podía creerlo. Pero, ¿por qué? Mary tiene el cabello teñido de los colores del arcoiris. Además, Mary está llena de tatuajes y piercings. 257e6e4464e4dc48b86c8feefe7f6ba4-800x768

«Después del trabajo, fui a la tienda a comprar un par de cosas. Al llegar a la caja, la cajera me vio la acreditación con mi nombre y me preguntó: ¿y qué haces allí?. «Soy enfermera» le contesté yo. «Me sorprende que te dejen trabajar así. ¿Qué piensan tus pacientes de tu pelo?»insistió. Entonces se dirigió a la señora que estaba detrás de mí en la cola: «¿qué piensa usted de su pelo?» La amable señora respondió: «Nada en tu contra, carió, pero no es mi estilo». La cajera pasó a comentar entonces que ni siquiera en el sitio de comida rápida donde ella había trabajado permitirían eso y que no podía creer que una clínica lo hiciera. Pues esto es o que pienso yo: no ha habido ni una vez que el color de mi pelo me haya impedido tratar a mis pacientes de sus enfermedades. Mis tatuajes nunca les han impedido sujetarme la mano mientras lloraban asustados porque el Alzheimer les había robado la mente. Mis múltiples piercings en las orejas nunca me han impedido escuchar cómo recordaban sus vidas pasadas o expresaban sus últimos deseos. Mi piercing en la lengua nunca me ha impedido ofrecerles palabras de apoyo a un paciente al que acaban de diagnosticar la enfermedad o a una familia desconsolada. Así que, por favor, explícame por qué mi apariencia, junto con mi carácter alegre, corazón generoso y sonrisa me hacen no válida para ser enfermera y ofrecer mis cuidados». f62b9fb3cd3fdab6b11db8400a0c7dfc-590x800

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here