9 Últimas palabras dichas por criminales antes de su ejecución

1. «Mamá, hermana, mírenme a los ojos. No tengo lágrimas. No tengo miedo. Estado de Alabama te odio, te odio.»

Torrey Twane McNabb fue ejecutado por dispararle a un agente policial en Montgomery.

El abogado de McNabb intentó suspender la ejecución, alegando que la inyección letal era un método inhumano.

Como su apelación no fue exitosa, su cliente se fue de este mundo enfurecido.

2. «Bueno señores, están a punto de ver a una Manzana Horneada»

En 1920, el ciudadano George Appel fue condenado a la silla eléctrica por planear el deceso de un oficial de policía.

Como su apellido suena muy parecido a “Apple” , decidió hacer el chiste de la manzana segundos antes de ser condenado.