Todos han hablado de «13 reasons why», pero nadie te ha dicho porque muchas personas no deberían verla

1485439335_296634_56074600_fotograma_1

No hay ninguna duda de que 13 reasons why (13 razones por qué) esta en boca de todos, y no es para menos no es una serie superficial mas, pues muestra de una manera muy realista como sufren muchos adolecentes en la actualidad por el bullying y como muchos compañeros utilizan las redes sociales para arruinar la vida de sus compañeros, muchas veces sin darse cuenta del daño que causan.

Pero, no todos están tan contentos con la serie: la actriz Shannon Purser, que es Barb en la serie Stranger things también de Netflix, dijo en su cuenta en Twitter que “recomiendo no ver 13 reasons why si estás luchando contra pensamientos suicidas o autoflagelación, o si has sufrido abuso sexual. Tiene algunas escenas gráficas que podrían desencadenar recuerdos y emociones difíciles. Por favor protéjanse”.

Y no es la única, Jaelea Skehan, psicóloga y directora del Instituto Hunter de Salus Mental, destacó 6 puntos que por los cuales no sería tan recomendable que adolescentes lo vean, ya que aclara que podría perjudicar a los menores de edad (en especial algunos afectados por estos problemas en su entorno). Estos son:

1- La escena del suicidio es demasiado gráfica y “es muy dura de ver”. La duración de la misma no cumple con ninguna de las recomendaciones internacionales sobre mostrar suicidios en ficción.

2- En realidad las personas que cometen suicidio suelen no tener claras las razones de ello, sino que en este trastorno “alguien puede sentir desesperación sin que haya una razón obvia para ello”.

3- No se muestra el real impacto que el suicidio de una persona tiene en el resto de la gente a su alrededor. Esto es desplazado a segundo plano.

4- El que se haga sentir culpables al resto de la gente por el suicidio de una persona es muy perjudicial, pues podría incitarlos a ellos al suicidio.

5- La serie no incentiva a buscar ayuda profesional cuando se están teniendo pensamientos suicidas, sino que promueve que los jóvenes evadan a los adultos lo más posible y no les hablen de sus problemas.

6- Romantiza el suicidio, ya que lo muestra como una forma de dejar una marca en el resto y enviarles un mensaje.

Rodrigo Venegas, psicólogo infanto juvenil académico de la Universidad San Sebastián, también se refirió a la peligrosa influencia que podría tener la serie en adolescentes, indicando que podría existir una correlación positiva entre el manejo de información respecto del suicidio: sensacionalismo, posición de héroe de la víctima, entrega de imágenes directas del suicida, la transmisión del mensaje del suicida entre otras, y el aumento de los intentos suicidas.

Asimismo, el experto en terapia familiar asegura que “en personas vulnerables o con ideación suicida, la presentación continua del tema en medios de comunicación, les permite naturalizar sus pensamientos, volviéndolos posibles de hacer. Los datos específicos del suicidio le entrega ideas para ejecutarlo correctamente, y la presentación de la vida y en posición “romántica”, les permite soñar un final heroico y en algunos casos fantasear con ser famosos a partir de su acto”.

 

Es recomendable que la serie sea vista en familia, para ser conversada y analizada en todas las temáticas conflictivas, pues la misma, aporta informaciones y mensajes sobre el bullying y el suicidio que no debemos dejar parar por alto.