Sus amigos lo enterraron en la arena y “se les olvidó”; andaba tan ebrio que ni cuenta se dio

Al parecer estaba en un lugar donde se encontraba protegido del sol, de lo contrario las quemaduras hubieran sido terribles e incluso el desenlace de esta historia pudo ser una tragedia.

Joven atendido por paramédicos

Si vas a la playa, procura no beber tanto, o al menos asegúrate de que tus amigos no te van a enterrar y a dejarte ahí; aunque la verdad, tener a alguien tan ebrio es una tentación irresistible como para no intentarlo. Al menos ponte bloqueador solar.