Sus amigos lo enterraron en la arena y “se les olvidó”; andaba tan ebrio que ni cuenta se dio

Cuando alguien va a la playa es una costumbre que lo entierren en la arena, pero la tradición incluye que luego lo saquen de esa efímera tumba, cosa que en este caso no sucedió, ya que el sepultado… fue abandonado.

Mientras se echaba unos tragos con sus amigos, un joven de 20 años se pasó de alcohol, así que sus compañeros decidieron que era buena idea cubrirlo con la arena de la playa de Miramar, en Tamaulipas, México, y de lo ebrio que andaba se quedó profundamente dormido.

Joey en la playa

Luego que terminó el festejo, sus amigos se retiraron del lugar, y no sabemos si es porque andaban igual de ebrios o le querían jugar una broma, pero el caso es que lo dejaron ahí, dormido y sepultado.