Situaciones en las que cualquiera de nosotros perdería la calma

Estar tranquilo en una situación de estrés supone un gran esfuerzo que muchas veces es casi imposible de tener. Por otro lado, todos sabemos que cuando nos pasa algo malo, tendemos a molestarnos enormemente con nosotros mismos y con las personas a nuestro alrededor.

Sin embargo, hay muchas personas que se toman muy a la ligera los eventos negativos que toman lugar en sus vidas, y posteriormente se calman un poco riéndose de la situación. A continuación, te presentamos una serie de imágenes que reflejando la mismísima mala suerte, te costaría trabajo tranquilizarte si fueses autor de algunos de los siguientes escenarios…

1. Cuando intentas abrir el empaque de tus nuevas tijeras... ¡Al menos se rompieron las viejas!

1. Cuando intentas abrir el empaque de tus nuevas tijeras… ¡Al menos se rompieron las viejas!

1. Cuando intentas abrir el empaque de tus nuevas tijeras... ¡Al menos se rompieron las viejas! 1

2. «Se me quedó atorado el balón de baloncesto y luego lancé una piedra para tratar de bajarlo». Adivinen lo que pasó…

2. "Se me quedó atorado el balón de baloncesto y luego lancé una piedra para tratar de bajarlo". Adivinen lo que pasó...

3. Minutos después de estallar una tubería principal en una fábrica de harina…

3. Minutos después de estallar una tubería principal en una fábrica de harina...

4. Cuando el peluquero no sigue correctamente tus instrucciones…

4. Cuando el peluquero no sigue correctamente tus instrucciones...