Se equivoca de chat WhatsApp y termina revelando toda la infidelidad de su hijo

¿Quién no ha confundido alguna vez el destinatario de un mensaje “comprometido“, con el consiguiente “tierra trágame” cuando se ha dado cuenta del error? Y es que cuando andas con prisas —o, por qué no reconocerlo, cuando tienes unas copas de más un sábado a las cinco de la mañana—, confundirse de número puede ser muy fácil

giphy

Mal de muchos, consuelo de tontos: siempre reconforta saber que otros han metido la pata antes… y además, seguramente más hasta el fondo que vosotros