Personas que saben de primera mano lo que se siente ser único

Los protagonistas de nuestro artículo tienen sus propias pequeñas características distintivas, que aparecieron como resultado de una mutación genética o por casualidad. Algunos tienen cejas y bigotes de un color a la derecha y de otro diferente a la izquierda, otros tienen manos y dedos extremadamente flexibles. Y no tienen nada en contra de compartir sus fotos con todo el mundo.

Te presentamos a personas cuyo segundo nombre es: único.

“Cuando era pequeña, mi sobrina se lastimó el tendón del pulgar, y dejó de doblarse. Con el tiempo, las arrugas en él se alisaron”

“La piel de mi cuello es tan elástica que puedo agarrarla con la boca sin usar las manos”

“Puedo mover los nudillos de mi mano izquierda”

“El pelo de mi cara es de diferente color”