Padres que no pueden entender que sus hijos ya no son unos niños

El amor que sienten nuestros padres es incondicional, tanto que aunque ya seamos adultos -supuestamente autosuficientes- nunca dejarán de manifestar su cariño y apoyo con pequeños gestos que siempre hemos de agradecer, como alimentarnos con nuestro platillo favorito, consentirnos, cuidarnos en la enfermedad, comprarnos uno que otro capricho e incluso prestarnos dinero cuando nos quedamos cortos en la quincena.

Ellos merecen nuestro respeto e incluso una galería exclusiva en la que presumamos esos detalles familiares con los que todos nos hemos identificado algún día y que nos hacen sentir que aún somos los bebés de la casa. ¡Qué bonito es volver con ellos y sentirse niños otra vez!

1. La abuela aún me sube al carro del súper

Cuando tus padres aún te tratan como niño

2. Él sigue siendo estricto con el largo de mi ropa

Cuando tus padres aún te tratan como niño