Mujer es atendida por 40 médicos en un histórico parto que sucede cada 480 años

No hay mayor alegría para las parejas enamoradas y que han decidido unir su vida para formar una familia, que recibir la noticia de que se convertirán en padres. Pero ¿qué sienten cuando en vez de saber que viene un bebé en camino descubren que vienen varios?

Es lo que les ocurrió a Alexandra Kinov, una mujer de 23 años originaria de Praga, República Checa y Antonin Kroscen, su novio.

Ya eran padres de un bebé y saber que otro venía en camino los llenó de alegría y mucha felicidad, sin embargo, nunca sospecharon la gran sorpresa que se llevarían.

La pareja contemplaba la posibilidad de tener gemelos porque en la familia de ambos había casos de partos gemelares. Con el tiempo pudieron confirmar que en efecto, esperaban gemelos.