La historia de la chica que es alérgica al agua y a sus lágrimas.

Existe una infinidad de enfermedades, pero la que padece Tessa, una chica de 22 años, es definitivamente la más extraña, pues es alérgica al agua, incluso llorar es un problema porque las lágrimas le provocan cortes e irritación en la piel.

Esta bella chica californiana padece la enfermedad conocida como urticaria acuagénica, lo que hace que tomar un baño, beber agua o incluso sudar y llorar sea un enorme reto para ella, porque al tener contacto con el líquido, este de inmediato le provoca sarpullido en varias zonas de su cuerpo. Ya te imaginarás cómo sufría cuando tenía ocho años, sobre todo porque vive en California, donde es constante ir a la playa y a las piscinas.