Fotos tomadas junto antes del desastre (algunas te van a doler)

Hay veces en las que los fotógrafos captan instantes que sería mejor olvidar. Ese segundo antes de que ocurra el desastre, en el que te dan ganas de darle al botón de rebobinar. Cuando ves este tipo de fotos te da una sensación de desasosiego, pues tu imaginación es capaz de rellenar el hueco de lo que ocurrió a continuación.

Por desgracia, la vida no te da la opción de darle al «pause» e ir hacia atrás, pero al menos la fotografía puede enseñarte el momento justo en el que te equivocaste.

Verano arruinado en 3, 2, 1…

Adiós a la relajación

Más te vale pedalear, amigo