Famosos que gastaron un DINERAL en cosas innecesarias

1. Elon Musk compró el Lotus de James Bond

El genio dueño de la compañía Tesla es un gran fan del Agente 007, y le compró a una pareja el automóvil Lotus que apareció en la cinta El espía que me amó (1977). A la pareja le había costado solamente 100 dólares, y Musk les pagó un millón de dólares por tenerlo. En este vehículo se inspiró para el diseño de su Cybertruck.

2. Rupert Grint y su amor por los helados

Al parecer el actor tenía el sueño frustrado de tener un camión de helados e invirtió miles de dólares en comprarse uno, para deambular por las calles vendiendo helados. Luego de una semana lo vendió porque se sintió “raro” al vender helados a los niños. ¿Se imaginan comprarle una nieve a Ron Weasley?

3. No le pongas excusas a Desahwn Stevenson

El jugador de baloncesto tal vez se hartó de ser el único que cooperaba en las fiestas que hacía en su casa, así que compró e instaló un cajero automático en su cocina, mismo que rellena con 20,000 dólares antes de cada reunión. Así nadie tiene excusa para no echar billetes en la gorra de la “cooperacha”.