CALAMAR ZOMBIE vuelve a la vida después de haber sido COCINADO y SERVIDO a un cliente HAMBRIENTO. 

AB

Este es el momento que revuelve el estómago, pues un comensal se come un calamar – mientras sus tentáculos siguen retorciéndose. 

El personal del restaurante entregó la taza humeante de mariscos a su cliente y a este se le ve recogiendo una botella de salsa de soja.

Al principio, el calamar parece completamente inmóvil, pero después de que el hombre vierte la salsa sobre la criatura, de repente parece volver a la vida.

Luego baila frenéticamente en el recipiente durante varios segundos, agitando sus largos tentáculos delgados en el aire.

Sin inmutarse por el «Calamar-Zombie» en el tazón delante de él, el hombre recoge el calamar con sus palillos y le intenta dar un buen mordisco, y el calamar continúa retorciéndose alrededor de su boca.

De acuerdo con la leyenda junto al vídeo, «el calamar pareció volver a la vida, porque sus músculos absorben el sodio de la salsa de soja, haciendo que sus músculos tengan espasmos«.

Se cree que el material fue grabado el 15 de noviembre en Hakodate, Japón. 

También se ha publicado en YouTube, el cual cuenta con más de 80.000 de vistas.

Muchas personas atacaron al que publico este vídeo, catalogándolo de insensible y cruel, sin embargo, lo que ellos afirman es cierto. A este plato en Japón, se le llama «Dancing Squid» (Calamar Bailarín), y hay mas vídeos parecidos a este.

Incluso hay un vídeo de Discovey explicando el «Dancing Squid», en el cual se afirma que los nervios de los músculos aun siguen activos, y al entrar en contacto con la sal (o con lo que contenga sal, en este caso salsa de soja), los músculos responden al estimulo. Al igual que pasa con las ancas de rana.