9 Métodos retorcidos que los directores usaron para hacer llorar a los actores

El director les dejó poca comida, los dejó en un bosque desconocido y les dio un mapa ilegible.

De noche, el director les lanzaba piedras a su tienda y los asustaba con sonidos extraños que provocaban la ansiedad de los actores.

A pesar de que los actores sabían de que esto era parte del guión, el llanto y la angustia fue real.
El director Francis Ford Coppola embriagó a Martin Sheen sin decirle cuales eran sus planes macabros.

Una vez el actor estaba ebrio, el director empezó a hostigarlo y agredirlo verbalmente.

Sheen estaba tan frustrado y enojado que terminó golpeando un espejo y cortándose la mano, lo cual se vio en la película.