1. Ese momento en que te diste cuenta que el botón de llamada está demasiado cerca de la foto de tus contactos.