6 Cosas que tus pies y tobillos hinchados intentan decirte acerca de tu salud

Los pies y tobillos hinchados son síntomas frecuentes para muchos de nosotros. Esta condición tan desagradable generalmente es causada por estar bastante tiempo de pie o caminar por un tiempo prolongado, usar zapatos incómodos o por el estado de embarazo. Pero en algunos casos, los pies y tobillos hinchados son una señal de alerta de problemas de salud más graves que no deberían ser ignorados.

En vocero digital hemos examinado con más profundidad los problemas de salud subyacentes que pueden causar hinchazón de los pies y los tobillos, y esto es lo que hemos aprendido.

1. Tus venas pueden estar bloqueadas

Cuando tu sistema venoso funciona correctamente, las válvulas en las venas no permiten que la sangre se acumule en tus piernas. A medida que envejecemos, las válvulas tienden a funcionar de forma menos eficiente y podemos retener la sangre en nuestros pies.

La trombosis venosa profunda es otra afección relacionada con las venas que puede causar hinchazón de las piernas. Los coágulos de sangre bloquean el retorno de la sangre de las piernas al corazón, manteniéndola en tus pies. Sin tratamiento, esta condición puede volverse peligrosa, ya que los coágulos de sangre pueden viajar a través de tu cuerpo, si se sueltan. Estos coágulos de sangre que viajan podrían llegar a los pulmones y causar una embolia pulmonar, o incluso provocar un accidente cerebrovascular isquémico si bloquean una arteria que suministra sangre al cerebro.