5 Experimentos muy retorcidos que se hicieron en nombre de la ciencia

Más de 60 mil soldados fueron sujetos de prueba durante la Segunda Guerra Mundial.

En su mayoría eran personas de color que sufrieron quemaduras graves que duraron hasta después de la Guerra.

Esta información fue desclasificada en 1993.
El científico Giovanni Caputo colocó a 50 sujetos en un cuarto con poca luz y les instruyó mirar fijamente al espejo durante 10 minutos.

Sólo tardó 1 minuto para que los voluntarios empiecen a ver versiones distorsionadas de sus rostros, familiares fallecidos y cosas retorcidas.

Lo que sucede realmente es algo llamado adaptación neuronal, lo que significa que las neuronas de nuestro cerebro se vuelven un poco locas tratando de descifrar lo que se está viendo.

Cuando la persona se concentra en algo en un ambiente de poca luz, las neuronas empiezan a probar variantes que pueden ser influidas por tus miedos y tu subconsciente.