5 Experimentos muy retorcidos que se hicieron en nombre de la ciencia

La ciencia nos ha permitido avanzar como humanidad, pero muchos de los experimentos que se hacen en su nombre podrían escandalizar a cualquiera.

Estos son algunos experimentos retorcidos de los que se tiene registro.

En 1960 un científico llamado Albert Bandura, mostró un video de un payaso siendo golpeado a un grupo de niños. Después del video, el científico envió un payaso inflable y les entregó un palo a cada uno de los niños.

Los niños terminaron golpeando al payaso como si se tratase de un juego divertido.

Esto demuestra que los niños son propensos a imitar la violencia y a no medir las consecuencias de sus actos.
El científico Justin Feinstein encontró a un grupo de pacientes que sufrían de un trastorno neurológico que les imposibilitaba sentir miedo.

Los pacientes eran incapaces de sentir miedo, hasta que Feinstein los encerró en una habitación sin ventanas y los hizo inhalar CO2.

Con esto demostró que inhalar grandes cantidades de CO2 hace que cualquier persona sienta ansiedad, pánico y angustia, incluso las personas que clínicamente no pueden sentir miedo.