20 Alimentos populares que se crearon de forma tan accidental como sorprendente

17. Queso

Si bien es posible que nunca se sepa la verdadera historia de la invención de este alimento, se cuenta que el queso se remonta a más de 4.000 años y tiene una leyenda popular de un comerciante árabe que lo hizo accidentalmente primero. Mientras se embarcaba en un largo viaje por un desierto, tenía un suministro de leche en la bolsa del estómago de una oveja. Debido al gran calor y las enzimas en la bolsa, curó el queso y separó el suero. El viajero pudo no solo saciar su sed, sino también disfrutar del queso (cuajado). Fueron los viajeros los que llevaron el arte de la elaboración de queso de Asia a Europa y ahora podemos volvernos locos haciendo platos de este alimento para deleite de nuestros invitados.

18. Limonada rosa

Aunque los limones rosados existen, su jugo es incoloro y una de las numerosas versiones nos dice por qué esta limonada en particular era rosa. En 1857, Pete Conklin estaba vendiendo limonada en el circo cuando se quedó sin agua y agarró una tina de agua sucia donde un artista acababa de enjuagar sus medias de color rosa. Lo vendió como esta nueva “limonada de fresa”, y desde entonces, los circos han tenido “limonada rosa” disponible para saciar la sed, con suerte reduciendo el porcentaje de agua sucia de los calcetines.

19. Pizza Hawaiana

Dos hermanos que emigraron a Canadá desde Grecia en los años 50 estaban experimentando con diferentes ingredientes en su restaurante de pizzas cuando uno de ellos, Sam Panopolous, pensó en echarle un poco de jamón y piña para ver cómo quedaba. Seguramente no tenían idea de que a lo largo de los años, este aderezo se convertiría en uno de los tipos de pizza más famosos, y dividiría a la gente entre quien la ama y quien la detesta.

20. Tofu

Gracias a los mitos y la torpeza de este cocinero de la antigua China que mezclaba accidentalmente este coagulante natural llamado nigari con leche de soja, los antiguos chinos empezaron a hacer tofu, un alimento que disfrutaba especialmente cualquiera que prefiriera comidas a base de plantas. Aunque comenzó en China hace 2.000 años, el tofu solo llegó a las cocinas occidentales en el siglo XX.