19 personas bajitas nos enseñan ejemplos de como es la vida cuando uno tiene una talla por debajo de la media

Las personas bajitas se enfrentan cada día a problemas del primer mundo como no llegar a la estantería de las galletas o tener que meterse dentro de la lavadora para buscar los calcetines que quedaron al fondo. Su vida está ligada a un taburete o unas escaleras plegables… En cualquier caso, ellas se lo toman como hay que tomarse las cosas, con sentido del humor.

Aquí tienen algunos ejemplos de lo que supone ser un poco más bajo que la media y las aventuras a las que se enfrentan cada día las personas bajitas.

1. “En mi trabajo instalaron esta máquina para tomarnos la temperatura antes de entrar. Se supone que ahí debería estar mi cara”

2. “Mi amigo y yo. O él es muy alto o yo muy bajito os preguntaréis. Pues en este caso son las dos cosas”

3. “Soy el hombre bajito. Mis amigos siempre recuerdan ponerme en medio de las fotos para que salga”

4. “Mido 1,63 m. Me tuve que subir a un taburete para verme mejor en el espejo”