19 ocasiones en las que las peores personas del mundo se pusieron a diseñar cosas

¿En qué estaban pensando?

A lo largo de la historia de la humanidad, los grandes arquitectos han estado detrás de la construcción de estructuras asombrosas. La catedral de Notre Dame, el Empire State Building, el Taj Mahal… hay muchos edificios majestuosos, que podrían formar parte de una lista de maravillas del mundo. Por supuesto, cuando construyes algo así es importante no cometer ningún error y planear todo a la perfección. De lo contrario, ninguno de ellos habrían llegado en pie a nuestros días.

Puede que parezca que en el mundo del diseño, las consecuencias de un error no son tan trascendentales como en la arquitectura. Pero aunque no nos va la vida en ello, es suficientemente molesto como para que expongamos en las redes las chapuzas más flagrantes.

Atento a estas malas ideas en las que estamos seguros que sus autores no son precisamente trigo limpio. Desde petroleras jactándose de su capacidad para fundir los polos del planeta, a impresoras que encuentran nuevas formas de sacarnos de quicio.

“Un anuncio de una compañía petrolera de 1962, alardeando de cuántos glaciares son capaces de fundir.”

“En un primer vistazo pensé que era un cupón de regalo auténtico.”

“Esta solapa vale por 1 recordatorio de que hay que comprar más Pizza Pops.”

“El baño en la nueva casa de mi padre. Mido 1,85. La habitación es tan bajita que han tenido que hacer agujeros en el techo en el water y el lavabo para que puedas ponerte de pie.”