14 personas revelan lo que más les sorprendió de sus parejas cuando empezaron a vivir juntos

Cuando se lleva un tiempo de relación, es natural que surja la cuestión. Lo “normal” para muchos, ya sea antes o después del compromiso, es irse a vivir juntos. Esta experiencia constituye una etapa completamente nueva en la relación, y por eso mucha gente se enfrenta a ella con incertidumbre.

Aunque no existe un momento perfecto para tomar la decisión de irse a vivir juntos, hay circunstancias mejores y peores que conviene tener en cuenta. Lo más importante es tener la capacidad de reconocer los propios errores, de perdonar al otro cuando se equivoque, y, sobre todo, saber respetar el espacio de cada uno.

Os dejamos con una serie de anécdotas de personas que descubrieron cosas sorprendentes de sus parejas cuando se fueron a vivir juntos. Algunas son sorpresas agradables… y otras, no tanto. Esperamos que, en todos los casos, te ayuden a tomar la que puede ser la mejor decisión de vuestras vidas.

1.

Después de vivir 4 años con él, se me ocurrió abrir un cajón de “su” cómoda. Y estaba vacía. Por completo. Por lo visto, pensé que era mi cómoda adicional.
Él no usa la cómoda. Cuando lava la ropa, la pone en su “cesto de la ropa limpia”. Los calcetines y la ropa anterior los guarda en su mesilla de noche.
Ahora me pregunto, ¿qué otros muebles de la casa estarán vacíos? Fuente.