12 Cosas cotidianas que tienen un propósito oculto

Las cosas que utilizamos todos los días se convierten en una parte tan importante de nuestra rutina que rara vez notamos sus funciones más simples. Sin embargo, mira cuidadosamente y podrás notar que tus artículos favoritos han sido diseñados para hacer mucho más de lo que pensabas. Por ejemplo, los pequeños cepillos al lado de la escalera mecánica no son para pulir los zapatos, sino que son una característica interesante de seguridad.

Hemos encontrado algunos artículos que usamos a diario y que poseen funciones ocultas increíbles que probablemente no conoces.

1. Pequeños botones en tus jeans

Estos diminutos botones se llaman remaches y se colocan en las áreas que tienen más probabilidades de desgarrarse en tus pantalones vaqueros debido a la tensión o el movimiento. Estos hacen que tus jeans duren por mucho más tiempo.

2. El número “57” en relieve en medio de la botella de kétchup Heinz

¿Dan medallas por el kétchup más lento del mundo? Respuesta inmediata: Heinz tiene la única botella icónica de vidrio que deja caer su producto a 0,028 mph (millas por hora).

Este número nos ha estado mirando desde siempre, pero según Heinz, solo el 11 % de las personas saben que no tiene nada que ver con la etiqueta del producto. Es el lugar ideal para dar palmaditas y así echar kétchup en tu plato. Así que la próxima vez que tengas una de estas botellas en tus manos, deja de golpear el fondo e intenta hacerlo en ese punto.

3. Ranuras en el fondo de las tazas

Estos pequeños surcos en la parte inferior de las tazas están diseñados para facilitar su lavado en el lavavajillas. Cuando se colocan al revés, permiten que el agua fluya en lugar de estancarse y derramarse sobre tus pies cuando las saques del electrodoméstico.

También permiten que el aire frio fluya debajo de la taza y evita que se agriete cuando se calienta con bebidas tibias.