Los ecosexuales: personas que hacen el amor con la naturaleza

La ecosexualidad, inicio en el año 2008 como una corriente artística que trataba de venerar al planeta Tierra como deidad de la fertilidad, pero se ha convertido en un movimiento activista ecológico y en una forma distinta de orientación sexual que cuenta cada vez con más seguidores en el mundo.

En el 2010 los artistas estadounidenses Elizabeth Stephens y Annie Sprinkle del grupo artístico Pony Express redactaron el llamado ‘Manifiesto ecosexual’ en el que se explica quiénes son los ecosexuales y sus propósitos.

“Hacemos el amor con la Tierra. Somos acuófilos, terrófilos, pirófilos y aerófilos. Abrazamos sin pudor los árboles, masajeamos la tierra con nuestros pies, hablamos eróticamente con las plantas”, señala uno de los puntos del manifiesto, que explica también su ideología naturista y ecologista. “Hacemos el amor con la Tierra a través de nuestros sentidos, celebramos nuestro punto-E.

Esta tendencia ha tomado cierto protagonismo gracias a la Ecosexual Bathhouse, una instalación artística promovida por los performersIanSinclair y Loren Kronenmyer. Situada en el jardín botánico Victoria de Melbourne (Australia), el ‘baño público’ donde las personas pueden experimentar y realizar distintas fantasías con la naturaleza.

Los autores del ‘manifiesto ecosexual’ sostienen que uno de sus pilares es el nudismo como vía apropiada para entrar en contacto con la naturaleza y recalcan que con su espectáculo buscan también “romper las barreras entre especies”.