12 de las cosas más INSÓLITAS halladas en las casas de NARCOS

¡Una de ellas es una pistola hecha de oro de 24 kilates!

Pertenecía al líder de Los Caballeros Templarios, Enrique Plancarte, irónicamente, este narcotraficante es devoto de San Judas Tadeo, el santo de las causas pérdidas… Este capo de la droga era amante de las cosas extravagantes, pues en una de sus lujosas viviendas se hallaron Panteras, entre otros “objetos” de valor. En tanto, en una de las mansiones del Cartel de los Beltrán Leyva se encontró a un Tigre Siberiano, en otro caso existe un arma bastante curiosa del Chapo Guzmán, se trata de la pistola que fue encontrada en Guatemala en 1993. Hallar dinero en casa de los narcos es normal, pero en este caso superó todas las expectativas: En una de las residencias de Los Caballeros Templarios se decomisaron 200 millones de dólares, la casa estaba forrada de billetes en puertas, paredes y maletas.

Échale un vistazo las excentricidades provenientes de la droga:

1. Montañas de dinero.

Dinero escondido en cada rincón de la casa.

2. Armas bañadas en oro.

Para una violencia con clase: Cachas elaboradas en oro sólido.

3. Dinero.

Decomiso de 200 millones de dólares encontrados en una de las residencias de “Los Caballeros Templarios”.

4. Obviamente: Armas.

Pistolas en oro y “Santos” para estar protegidos, pertenecían al líder de “Los Caballeros Templarios”.

5. ¡Panteras!.

Panteras incautadas del zoológico personal del líder del Cartel de Los Caballeros Templario.

6. Más armas…

El narco Enrique Plancarte es devoto a San Judas Tadeo.

7. Un sauna…

En la Finca Valentina existe sauna estilo mediterráneo, del Cartel de Los Beltran Leyv.

8. El arma de “El Chapo”.

El arma del hombre más buscado del mundo, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

9. Animales en peligro de extinción.

Tigre Siberiano encontrado en una de las mansiones del Cartel de los Beltran Leyva.

10. Colección de armas…

Mayor que la de cualquier museo.

11. Arte.

Arte robada apareció en la mayoría de las mansiones de los Beltran Leyva.

12. El dinero es dinero, el dinero es dinero…

La casa de Los Caballeros Templarios estaba forrada de billetes en puertas, paredes y maletas.